El consultorio de Decotas

Cómo hacer que a mi perro le guste el agua

Ya es verano y en Decotas nos encanta irnos con nuestros perros a la playa, a pasear, a jugar en la arena, a darnos un bañito… espera, ¡A mi perro no le gusta el agua!, ¿cómo podemos ayudarle para que aprenda a disfrutar del agua con el resto de peludos?

Bueno, lo cierto es que si a nuestro perro no le gusta el agua, poco podemos hacer, pero muchas veces no sabemos todavía si le gusta, simplemente la manera en la que lo introducimos al agua no es la correcta.

PASOS A SEGUIR PARA QUE TU PERRETE TENGA UNA MEJOR RELACIÓN CON EL AGUA:

  • Desde pequeñito en la bañera

Es importante que desde pequeño lo vayamos familiarizando con el agua, desde los primeros baños trataremos de crear un ambiente relajado, en donde nuestro perro se encuentre cómodo, con agua tibia y hablándole constantemente para que vea un premio y no una amenaza cada vez que toca baño.

  • Utiliza el juego

Jugando con él cerca de la orilla, iremos jugando cada vez más cerca del agua, tirando su juguete de manera que cada vez se vaya mojando un poquito más. De esta manera e inconscientemente nuestro perro le está perdiendo el miedo al agua.

  • Báñate con él

Una vez en la playa, un buen truco es que nosotros nos metamos antes y lo llamemos, de esta manera tu perro no desconfiará (o lo hará menos) ya que ve que su mejor amigo no corre ningún peligro.

  • No forzarlo nunca

Un error muy importante y en el que solemos caer, es forzarlo bien sea cogiéndolo en brazos o agarrándolo por el collar para que se meta. Esto no lo deberíamos de hacer NUNCA!! No podemos forzar a que a nuestro perro le guste el agua, pero muchas veces él aún no sabe si le gusta o no, y lo que hacemos con esto es que vea un castigo el meterse en el agua y le tendrá miedo.

  • Precauciones con el agua del mar

Siempre que vamos con nuestro perro a la playa, debemos de llevar un bidón con agua fresca, pues las altas temperaturas y la actividad física le creará a nuestro perro la necesidad de beber, y recurrirá a lo que tiene más a mano, el agua del mar.

Esta ingesta podría causarle síntomas como deshidratación, diarrea, inapetencia, cansancio e incluso convulsiones y temblores, si esto ocurre es importante que visites cuanto antes a tu veterinario.

 

Ahora que ya sabéis cómo hacer que vuestro perro se bañe con vosotros, es importante que os ciñáis a la normativa y vayáis a playas en las que se permiten perros, tenemos un listado con muchísimas en nuestros Decoplanes, ¡os animamos a verlos!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú